La política entre el enigma y la praxis

Sobre política se ha reflexionado en todos los tiempos, desde la antigüedad hasta nuestros días. ¿Qué se está entendiendo actualmente por política? parece desconocerse el verdadero sentido de la política; su esencialidad ha pasado a ser gran un enigma, provocando un divorcio entre su filosofía y práctica, dos escenarios ahora antagónicos. Durante los últimos años lo político se ha limitado a su acepción más simple, la generación de discursos ideológicos que responden a proyectos individualistas. Para los americanos lo político está muchas veces, supeditado a estar bajo la incertidumbre del cronos inexorable, en virtud de que lo enigmático se presenta como la primera opción para la mayoría de las mentes, es decir, se piensa en cuál será el futuro que le repara a los países de América latina, en relación a sí mismo y el resto del mundo.

Ahora bien, la palabra política deriva de los vocablos griegos politikós que significa ciudadano y polis ciudad, estos términos están estrechamente relacionados, hacen referencia a la ciudad y a sus integrantes. La ciudad existe por naturaleza, los hombres están llamados naturalmente a estar en sociedad, con razón ya Aristóteles definía al hombre como un animal naturalmente político. En la historia de la filosofía encontramos una gran gama de definiciones conceptuales sobre política, siendo lo substancial entre ellas, ocuparse del orden de los ciudadanos en relación a los demás, imprimiéndole un carácter netamente social. Esta forma de concebir el orden en relación a lo social, es aquel que corresponde a lo que está ordenado a un fin. Así entonces, a la política le concierne en primera instancia promover al fin a la sociedad, a los ciudadanos, que se traduce en la felicidad individual y colectiva. Para que un proyecto político pueda ordenar al fin último a la polis, deberá estar fundamentado en los valores positivos, en las virtudes, y atender las necesidades de la sociedad. Es sabido que en los últimos tiempos parece ser imposible conciliar la política con la moral, por ello, un proyecto político le convendrá tener como punta de lanza la justicia, elemento esencial para la praxis política.


Prof. Samir Alarbid. M.Sc.
Universidad Católica Cecilio Acosta
salarbid@unica.edu.ve, salarbidunica@hotmail.com

Entradas más populares de este blog

Impacto ambiental de la sobre-explotación de los recursos naturales y la responsabilidad compartida.

Importancia de la autoevaluación y la coevaluación en los procesos de enseñanza aprendizaje