Educar desde la Perspectiva de Género

La filosofía de Género versa sobre una de las problemáticas que durante los últimos años ha sido objeto de estudio del quehacer filosófico de muchos pensadores, “el Sexismo”. El sexismo es un problema social y cultural que afecta a todas las culturas humanas. No existe ninguna duda que el problema del género se ha venido manifestando desde el inicio de la cultura humana, y desde sus diferentes aspectos, en lo que respecta a la religión por ejemplo, la idea de que el ingreso del mal en la humanidad se suscitó por culpa de Eva, personaje que aparece en el libro del “Génesis” de la sagrada escritura, quien conducirá a Adán a la desobediencia de la voluntad de Dios, en lo político y social, siempre ha persistido la imagen del varón como el único ente capaz de dirigir la sociedad,
“la polis”; en la vida académica e intelectual era reservada en gran medida al varón; no fue hasta la edad moderna cuando la mujer ocupó formalmente puestos en las aulas de clases de la universidad. La misma historia de la humanidad ha sido escrita de tal manera que el varón es el principal protagonista de los hechos y acontecimientos más relevantes que han cambiado al mundo. Es decir, el sexismo ha prevalecido sobre la igualdad de condiciones en lo que respecta al género.

Pero tampoco es un secreto que durante las últimas décadas la mujer ha venido ganando terreno en los espacios más importantes de la sociedad, cada vez escalan un peldaño más en los diferentes espacios políticos, académicos y religiosos. Situación que ha producido la necesidad de replantear los antiguos preceptos sexistas machistas. A partir de la conocida Filosofía Feminista o Filosofía de Género se han sistematizado presupuestos teóricos metodológicos que refuerzan y sustentan tales acontecimientos. Hoy, hay mujeres presidentes de países, propietarias, directoras, decanas, rectoras entre otros cargos que comúnmente son ocupados por figuras masculinas.

En lo que respecta al plano de la educación se podría decir que un gran porcentaje de la población estudiantil son del sexo femenino, datos que nos hacen pensar que el problema de sexismo tiende a desaparecer, sin embargo, no es una dato absoluto, el sistema educativo mundial aun sigue formando a los niños y niñas bajo condiciones sexistas. Urge la necesidad de promover en las escuelas y en todos los institutos de educación, la plena igualdad de condiciones para ambos sexos, de manera que puedan desarrollar sus posibilidades de forma equitativa y justa. Es hora de pensar en nuevos modelos de enseñanza aprendizaje que incluya dentro de sus ejes transversales la formación desde la perspectiva de género como un valor fundamental para promover la igualdad entre los individuos de distinto sexo. Creando nuevos paradigmas educativos basado en la filosofía de género se podrán soslayar los heredados sistemas sexistas y excluyentes donde generalmente, las féminas terminan siendo las más afectadas.

Entradas más populares de este blog

Impacto ambiental de la sobre-explotación de los recursos naturales y la responsabilidad compartida.

Importancia de la autoevaluación y la coevaluación en los procesos de enseñanza aprendizaje