La Política en América Latina


     América latina ha sido apodada el paraíso de los recursos naturales, sus grandes reservas de agua dulce, petróleo y otros minerales son los principales atractivos de los países neoliberales, que con el pretexto de promover la inversión y el desarrollo del bloque latinoamericano dejan ver sus intenciones voraces y depredadora de nuestros recursos energéticos. Inclusive, se escucha con frecuencia que América Latina ha sido vista como el patio trasero de los europeos, norteamericanos y asiáticos. ¿Cuáles han sido los aspectos positivos y negativos de estas intervenciones, qué hemos logrado en desarrollo político social y económico?

Podemos resaltar varios aspectos positivos o logros, entre ellos las iniciativas de integración latinoamericana, el “Intento” de crear una visión compartida de la realidad latinoamericana con miras a forjar el desarrollo nuestro futuro común, la creación de organizaciones internacionales latinoamericanas con objetivos “integradores, de promover la independencia y el desarrollo económico”, ejemplo el  ALBA, UNASUR y el MERCOSUR.

 Sin embargo, merece la pena describir algunos aspectos negativos que estas políticas han traído, no con ánimo de crítica destructiva, sino como referentes a ser tomados en cuenta para mejorar. La falta de políticas efectivas implementadas en América Latina promueven la incertidumbre hacia el futuro social y la estabilidad económica, el ALBA, UNASUR y el MERCOSUR no han cumplido sus objetivos y son usados como trampolín de ideologías políticas, motivo por los cuales se perfilan como un fracaso más de la integración económica latinoamericana si no retomase nuevos planteamientos y perspectivas que permitan el desarrollo humano integral. También, hay que mencionar que los atrasos en el desarrollo del bloque suramericano son causados por gobiernos ineficientes. No existen iniciativas concretas para desarrollar un proyecto educativo mancomunado, innovador, tecnológico, sustentado en los valores humano, que impulse el desarrollo productivo y autosustenble en la región. La inversión de las corporaciones extranjeras y sus intenciones voraces hacen sus propias riquezas y dejan a su paso más miseria, agigantando la brecha de la desigualdad entre ricos y pobres. se evidencia una gran crisis en los partidos políticos latinoamericanos. Surgen nuevas formas pragmáticas del quehacer político y toma fuerza la teoría de la hibridocracia de Fernando Mires, donde se enfatizan dictaduras disfrazadas de democracia y democracias transformadas en autocracias fundamentadas en una ideología de tipo populista.

Hace falta promover desde la Latinoamérica un efectivo desarrollo político ya que de ello depende el desarrollo económico y social, garante del bien común y la felicidad de los individuos latinoamericanos.


Por: Prof. Samir Alarbid.
Universidad Católica Cecilio Acosta
Twitter: @samiralarbid

Entradas más populares de este blog

Impacto ambiental de la sobre-explotación de los recursos naturales y la responsabilidad compartida.

Importancia de la autoevaluación y la coevaluación en los procesos de enseñanza aprendizaje